Lo más visto

Más de Deportes

Jugador del Chalatenango: "No quiero seguir en el equipo"

La deuda económica es el motivo por el que Boris Morales buscará salir del equipo norteño para el Apertura 2020 y fichar con un nuevo equipo.

Enlace copiado
Jugador del Chalatenango:

Jugador del Chalatenango: "No quiero seguir en el equipo"

Enlace copiado

El delantero Boris Morales regresó al Chalatenango para el pasado Clausura 2020 cedido por el Alianza por un año, pero no pretende seguir con el equipo morado ante la reiterado atraso salarial.

 Fichó con el Alianza para el Apertura 2019, vio pocos minutos y la dirigencia capitalina lo cedió a préstamo al equipo que lo dio a conocer en la primera división: el Chalatenango, pero ahora, Morales buscará que esos seis meses que le queda de cesión con los morados finalice y emigrar a otro equipo donde las condiciones salariales sean diferentes. 

Terminó el torneo pero la deuda salarial se mantiene, ¿cómo está la situación?

Seguimos a la espera que el presidente del equipo, Rigoberto Mejía, se comunique con nosotros, no ha dicho nada claro sobre la fecha de pago, estamos conscientes que  la FESFUT les ha dado hasta el 5 de abril (6 y 7) para que cancelen y entregar los finiquitos.

La deuda salarial fue reiterada este torneo, ¿consideras que les afectó en el rendimiento?

Es una situación que afecta desde hace ratos, incluso cuando el profesor MIsael Alfaro estuvo al frente del equipo, el equipo hacía buen trabajo y lastimosamente la misma situación económica hace que el equipo deje de entrenar. Si se fijan, el equipo venía demostrando buen torneo y tras dejar de entrenar por semanas y circunstancias de la economía es el bajo rendimiento en los jugadores.

¿Por qué consideras que se  vuelve reiterado este tema en Chalatenango?

 A veces es falta de organización, de directivos. Aquí llaman una 'directiva' y no lo es, sino que solamente uno, que es el presidente (en este caso) el doctor, que llama decir tener una directiva, pero no hay. No hay quien ponga otra palabra que no sea él. Cuando dice 'esto se hace', eso se hace. Así es difícil, que haya personas en el fútbol que lo ven como política y que no se dejen ayudar. 

¿Cuál es desde tu punto de vista el principal inconveniente tomando en cuenta que el equipo siempre ha tenido buena afición y ha contado con las condiciones para trabajar pero el dinero se volvió un problema?

Esa es una pregunta de todo los futbolista, si se fija, tuvimos buenas taquillas, los equipos que más afición presentan: Águila, FAS, Alianza... cinco partidos de local y no cancelarte un mes o algo, quiérase o no, está esa duda de nosotros, pero solamente ellos saben qué gastos pueden tener, en qué ocupan el dinero de las taquillas, la verdad es que está eso y no podemos decir algo porque no tenemos pruebas o algo. Sí genera dudas, fueron cinco partidos de local de los equipos que más afición tienen y no ver un mes de salario, fue algo difícil y seguir a la espera a que se solucione esto y no vemos por dónde hasta esa fecha que les han dado. Ojalá que se pueda, sino descenderá directo a segunda división. (Pero) descendiendo al equipo es más difícil que paguen.

¿Qué situaciones afrontaron como equipo durante el torneo por el problema de no contar con salarios?

Por un momento decidimos parar, pero al final, por el tema del descenso, todos nos pusimos de acuerdo y seguir trabajando por nuestro orgullo y no descender. Tratamos la manera de ayudarnos, nos propusimos que unos días faltarían unos (jugadores, a los entrenos), otros días faltarían otros, a modo de seguir trabajando y de cuidar el bolsillo porque la verdad es que hay jugadores en el equipo que son padres de familia y ya no tenían para viajar, ni para sus alimentos ni el de sus hijos. Otros jugadores que tienen hijos enfermos y no había dinero para atenderlos. Tratamos la manera de ayudarnos, fue dolorosa esa situación.

Hay una directiva para que te ayude, al final, el doctor (presidente, Rigoberto Mejía) tuvo que salir del país (cayó en cuarentena al regresar de una misión oficial por Bolivia) y fue como que el Chalatenango quedó sin directiva y sin presidente, sin nada, como pasa la mayoría de tiempo. 

¿Qué esperas en este caso y qué pasaría en el futuro?  

No sé qué vendría. Tendría que sentarme con él (Mejía), fui cedido por un año, pero veremos cómo llegar a un acuerdo y  que nada más sean estos seis meses, buscar otros rumbos, bien me ceden a préstamo a otro equipo o bien volver al Alianza y si ellos no están de acuerdo, tratar de buscar mis papeles (libertad) y buscar equipo porque la verdad es que ya había vivido esta situación y volverla a vivir. .. es muy duro, lastimosamente uno piensa que será diferente, pero te vienes a encontrar con la misma realidad.

De Chalatenango, es lamentable porque hay mucha y buena afición, siempre arman buen equipo con buenos jugadores. Ves a Héctor Cruz, Jairo Henríquez, Miguel Lemus, Alexis Ardon, al portero Yonathan Guardado, se hace un estupendo trabajo y te podría mencionar a más jugadores, pero lastimosamente es lo mismo, lo económico afecta demasiado, es verdad que uno debe hacer su trabajo, pero quiérase o no, afecta mucho lo económico. Es la motivación del día con día, yo trabajo por ver dinero y si no está ahí, afectan no hay motivación ni ganas de seguir triunfando, nada de ganas. El dinero no es todo, pero es lo que te mantiene el día a día. 

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines