Loading...

FMI: riesgos fiscales y al consumidor por bitcóin

La directora gerente del organismo advierte que hacerla moneda de uso legal en El Salvador "es una decisión soberana, pero eso no la hace automáticamente una buena".

Enlace copiado
No es dinero. El organismo multilateral define a las criptomonedas como un activo digital privado, pero no como dinero tradicional.

No es dinero. El organismo multilateral define a las criptomonedas como un activo digital privado, pero no como dinero tradicional.

Enlace copiado

A juicio de Kristalina Georgieva, directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), la decisión de El Salvador de anunciar al bitcóin como moneda de curso legal implica varias preocupaciones en políticas fiscales, monetarias y de protección de los consumidores, por lo que consideran que esta decisión "no es aconsejable". La funcionaria agregó que han estado en contacto con las autoridades salvadoreñas y han compartido sus opiniones sobre los riesgos, pero "desafortunadamente no hay estrategias de mitigación fáciles para estos riesgos".

Las opiniones de Georgieva fueron brindadas en un foro del FMI sobre monedas digitales y aclaró que, si bien, "esta es una decisión soberana, pero eso no lo hace automáticamente una buena decisión" porque lo que se está introduciendo en El Salvador "son activos de alta volatilidad a servir como monedas".

En el campo de peligros fiscales, la funcionaria del FMI plantea que cómo sabrá el Gobierno salvadoreño lo que se puede recolectar en impuestos cuando el bitcóin fluctua tanto.

"Ese es un problema que el ministerio de Hacienda va a tener que afrontar y no es uno fácil", señaló.

“El problema es cuando amarras el destino de la economía a este activo pues para ser moneda tiene que ser ampliamente aceptado”.

Kristalina Georgieva, directora gerente del FMI.

Además, cuestiona cómo harán las personas o consumidores individuales o los vendedores que ofrecen bienes y servicios en ese activo volátil.

El tercer aspecto que preocupa a Georgieva es el tema del impacto medioambiental del minado de criptomonedas, que es muy intenso en el consumo de energía eléctrica.

"¿Cómo podemos justificar la alta intensidad energética en el minado de algo por enriquecer un sustituto de algo que es mucho mejor, estable y de confianza?", cuestionó la directora gerente.

Cabe recordar que El Salvador se encuentra desde hace cuatro meses en la negociación con el FMI de un acuerdo para obtener $1,300 millones para refuerzo presupuestario de tres años y en reiterada ocasiones, diversos analistas y agencias calificadoras de riesgo han mencionado que la aprobación de la Ley Bitcóin ha puesto en peligro dichas pláticas, lo que representaría un peligro para la estabilidad fiscal del país.

Activo de riesgo

Georgieva reiteró que "está bien tener un activo en el que la gente puede invertir" aunque sea un "activo riesgoso". El problema, apunta, es cuando "se amarra el destino de la economía a este activo", pues para ser una moneda tiene que ser ampliamente aceptado y aunque hay cierta aceptación, pero no a una escala para la interoperabilidad.

“Ahora tienes un activo que va a ser usado prioritariamente en pagos y los que reciben esos pagos tienen que afrontar los retos alrededor”.

John Rolle, gobernador de Banco Central de Bahamas.

"Si me preguntas qué pensamos en el FMI de esto, es duro hacer de un activo un medio de pago y lo que nos importa son sistemas de pago eficientes, efectivos y de confianza", respondió la funcionaria del organismo multilateral.

En este foro participó también John Rolle, gobernador de Banco Central de Bahamas, y a su juicio, El Salvador tendrá "un activo que va a ser usado prioritariamente en pagos" y los que reciben esos pagos tendrán que afronta los retos alrededor, junto con temas de seguridad.

Además, Rolle señaló que cualquier nación con servicio financiero también debe ser, de alguna manera, capaz de regular apropiadamente las ganancias de los que usan el instrumento.

Opciones

Con este panorama, ambos expertos coincidieron que la forma más segura de dinero digital son las monedas digitales o los "tokens" de los bancos centrales porque es respaldado y regulado por el Estado y tiene la confianza que los países han construido con sus políticas monetarias.

Tal ha sido la apuesta de Bahamas, que se convirtió en el primer país del mundo en presentar una moneda digital del banco central, "el dólar de arena".

La idea es que los habitantes de Bahamas tengan una billetera digital para hacer transacciones desde su teléfono, sin estar obligados a tener una cuenta bancaria, ni pagar comisiones o costos de transacción. Esa billetera virtual queda "guardada" en el banco central y no en los bancos comerciales.

A diferencia de las criptomonedas como el bitcóin, "los dólares de arena" están controlados por la autoridad monetaria y sometidos a todas las regulaciones.

Tradicionalmente el banco central de un país es la institución que imprime los billetes que se ponen en circulación. En este caso, el organismo en vez de imprimir en papel, crea dólares digitales que circulan virtualmente. La experiencia es inédita porque hasta ahora solo las instituciones financieras han tenido una relación directa con el ente emisor.

No es dinero

Aunque la gente le llame dinero, Kristalina Georgieva define las criptomonedas como activos digitales privados para invertir que no están respaldados de una manera que garantice su valor. En ese sentido, no son lo que tradicionalmente es el dinero que conserva su valor. “Es más una oportunidad de inversión de alto riesgo, pero debe ser diferenciado de las otras” como el dinero digital y las monedas estables.

Tags:

  • criptomonedas
  • bitcoin
  • impacto medioambiental
  • ley bitcoin es una mala decisicón
  • FMI
  • Kristalina Georgieva
  • John Rolle
  • gobernador de Banco Central de Bahamas
  • monedas digitales de bancos centrales
  • el dólar ed arena

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines