Lo más visto

Más de Economía

Hacienda sobrestima recaudación tributaria

Sobrestimar ingresos empujaría a solicitar más deuda  y a un ritmo mayor que el crecimiento de la economía, lo que provocaría un “descalabro fiscal”.

Enlace copiado
Ritmo. La ANEP dice que los ingresos tributarios en 2021 crecerán al mismo ritmo de la economía, que es un 3.9 %.

Ritmo. La ANEP dice que los ingresos tributarios en 2021 crecerán al mismo ritmo de la economía, que es un 3.9 %.

Enlace copiado

La proyección oficial de crecimiento de la recaudación de impuestos en 2021, y que sirve como base para la elaboración del Presupuesto General de la Nación (PGN), está sobrestimada y es poco probable que se alcance, señalan diversos especialistas.

El PGN presentado a finales de septiembre en la Asamblea Legislativa supone unos ingresos de $5,170 millones en 2021, lo cual, sería un incremento anual del 19 %. Esto, a juicio de  Waldo Jiménez, director de asuntos económicos y sociales de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), “no es razonable”.

“Debe tenerse en cuenta que la recaudación del impuesto sobre la renta (40 % de los ingresos tributarios), se verá afectada por las pérdidas y el quiebre de empresas en 2020”.
La ANEP proyecta que el aumento de recaudación tributaria sería en realidad del orden del 3.9 %, pasando de $4,354 millones este año a $4,523 millones.

De igual opinión es Luis Membreño, presidente de Membreño Consulting, quien agrega que “llama la atención” que hay una diferencia entre el documento que presentó el Ministerio de Hacienda una semana antes de entregar el PGN en la Asamblea Legislativa, que son lineamientos en el que estimaba una recaudación tributaria de $4,672 millones en 2021 y de repente salta a $600 millones más.

“Hay una sobrestimación de ingresos y que contradice los mismos lineamientos que el Ministerio de Hacienda publicó”, opina Membreño.   

En caso de que esta meta de recaudación no se cumpla, Jiménez advierte que el Gobierno solicitaría más endeudamiento. “Esos $647 millones de diferencia pude ser una trampa puesta en el presupuesto porque está sobrestimando los ingresos diciendo que va a recoger más cuando ya existe información clara que no se alcanzará en 2021”, señala.

Por su parte, Ricardo Castaneda, economista senior del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI), dice que la previsión de ingresos “debe revisarse detalladamente”, en el seno de la Asamblea Legislativa, porque si se aprueba un presupuesto con ingresos inflados, una vez se ejecute el presupuesto se va a encontrar en la disyuntiva de que hay partidas de gasto desfinanciadas, lo que provocaría recortarlas o aumentar más la deuda pública.

Al respecto, el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, aseguró en la comisión legislativa que el aumento se debe a que el plan antievasión otorgará $400 millones adicionales y el plan anticontrabando sumará otros $55 millones.

Los especialistas insisten en que aumentar demasiado la deuda pública tendría efectos desastrosos para las finanzas públicas. Jiménez explica que para mantener el ratio (deuda pública/PIB) en un valor en torno del 95 %, la deuda pública y la economía deben de crecer a ritmos iguales. 

Dado que se proyecta que la economía crecerá un 3.9 % en 2021, el monto máximo de deuda a contraer el próximo año debería rondar los $892 millones, lejos de los $1,342 millones contemplados en el PGN, los cuales representan cerca del 6 % del PIB. 

“La teoría económica lo que nos dice es que para mantener el nivel balanceado, el endeudamiento no puede crecer más que la economía. Y si la economía crece 3.9 % la deuda pública debería crecer igual, no más que eso. Eso equivaldría  a tomar endeudamiento de unos $900 millones, más que eso significaría conducir la economía por el camino del descalabro fiscal”, concluyó .

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines