Lo más visto

Más de El Salvador

Asamblea culpa al Gobierno de intento de golpe

Acordaron interponer un aviso ante la Fiscalía para que determine delitos cometidos al militarizar la Asamblea. Demandarán actitud del presidente ante organismos internacionales.

Enlace copiado
Tomada.  El domingo el Salón Azul de la Asamblea fue tomado por batallones de soldados y policías antimotines.

Tomada. El domingo el Salón Azul de la Asamblea fue tomado por batallones de soldados y policías antimotines.

Enlace copiado

Un intento de golpe de Estado cometió el Gobierno de El Salvador (GOES) el domingo pasado al irrumpir dentro de la Asamblea Legislativa y mantenerla sitiada durante varias horas con soldados y policías armados como para ir a una guerra.

El presidente de la república, Nayib Bukele, y el Consejo de Ministros fueron señalados como los responsables de violar la Constitución con lo que ocurrió el pasado domingo.

Ayer en la Asamblea hubo una encerrona que se prolongó varias horas. Las autoridades institucionales y de las fracciones parlamentarias decidieron las medidas "en relación a ese intento de golpe de Estado al Órgano Legislativo".

Impensable era para los diputados hasta antes del domingo pasado que soldados y policías invadieran una institución del Estado como una medida de presión.

"No es posible que 28 años después de los Acuerdos de Paz tengamos a gentes de nuestras fuerzas armadas invadiendo el Órgano Legislativo con armas de guerra", declaró el presidente del Parlamento, Mario Ponce.

Todas las fracciones parlamentarias rechazaron y condenaron la actitud del presidente, del ministro de defensa, René Merino; del ministro de justicia y seguridad, Rogelio Rivas; y del director de la Policía Nacional Civil (PNC), Mauricio Arriaza.

Reproches al Gobierno emitieron los diputados y cuestionaron que utilice el aparato estatal para presionarlos a tomar una decisión que, eventualmente, estaban dispuestos a tomarla.

Tras la encerrona, los parlamentarios anunciaron las medidas a tomar. Emitir un pronunciamiento, denunciar ante organismos internacionales los hechos ocurridos el domingo y colocar un aviso en la Fiscalía General de la República (FGR) fueron los puntos que determinaron.

Se hizo una plenaria extraordinaria para aprobar la emisión del pronunciamiento de condena.

Sobre la palestra todavía queda la posibilidad de interpelar a Merino, Rivas y Arriaza.


"Era un golpe a una institución del Estado... Es una crisis la que se configuró ayer", consideró la jefa de fracción del FMLN, Nidia Díaz.

La parlamentaria dijo que con el punto de aviso que decidieron presentar a la Fiscalía esperan que esta institución determine si, al tomarse la Asamblea abruptamente, el Gobierno cometió delitos de cualquier índole.

La toma de la Asamblea, que Bukele haya usado la silla del presidente de la Asamblea y el gong como se hace al iniciar cada sesión plenaria representó una violación a la división de poderes.

"Nuestra posición es que hay que respetar el rol de cada Órgano de Estado", dijo el coordinador del grupo parlamentario de GANA, Guadalupe Vásquez.

Del partido con el que Bukele ganó la presidencia salieron diversas posturas sobre lo ocurrido el domingo.

La más disonante fue la del diputado vicepresidente de la Asamblea, Guillermo Gallegos, quien manifestó que para él no representaba nada fuera de lo normal todo el despliegue militar que se tomó el Parlamento. Vásquez aclaró que esa era una opinión personal, no de fracción.

"Esta vez se le pasó la mano, presidente, se le pasó la mano de manera exagerada", apuntó el diputado no partidario, Leonardo Bonilla, ayer durante la sesión plenaria extraordinaria.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines