Loading...

Gobierno de El Salvador sabía desde diciembre que ómicron está en el país

En diciembre, el ministro de Salud omitió en repetidas ocasiones informar a la población que tenía evidencia de la presencia de ómicron. Lo admitió hasta ayer, frente a las cámaras del canal 10.

Enlace copiado
Tamizaje. Cientos de personas buscaron ayer realizarse una prueba de covid-19 en las cabinas del MINSAL, en Santa Tecla. El titular de Salud dijo que han aumentado a 3,500 las pruebas diarias.

Tamizaje. Cientos de personas buscaron ayer realizarse una prueba de covid-19 en las cabinas del MINSAL, en Santa Tecla. El titular de Salud dijo que han aumentado a 3,500 las pruebas diarias.

Enlace copiado

Desde diciembre del año pasado, el Gobierno tenía evidencia de que ómicron ya estaba circulando en El Salvador, pero fue hasta ayer que el ministro de Salud, Francisco Alabi, lo reconoció durante la entrevista matutina del oficialista Canal 10.

"Clínicamente está confirmado, desde finales de diciembre del año pasado, la existencia de casos congruentes con ómicron", dijo el funcionario, quien apenas el día anterior había dicho, en otra entrevista, que no podía confirmar la presencia de la variante porque aún estaban recolectando las muestras para que el Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de Salud de Panamá hiciera la secuenciación genómica. Ayer, el ministro reiteró que siguen recogiendo muestras, pero dijo que ahora servirá más para determinar si ómicron es la variante dominante.

El funcionario lleva un mes negando la presencia de ómicron. Las declaraciones de Alabi recogidas por la Secretaría de Prensa en su cuenta de Twitter indican que desde mediados de diciembre omitió decir que tenían evidencia clínica de la presencia de la variante.

El 14 de diciembre, por ejemplo, aseguró a la Radio Club que "en este momento no tenemos identificada la variante ómicron". Dos días más tarde, lo reiteró en Frente a Frente, de la Telecorporación Salvadoreña (TCS). La misma frase repitió a finales de diciembre.

“Cuando eso se junta (análisis clínico y epidemiológico), aunque no se tiene la secuencia genómica, se tienen indicios suficientes que están sugiriendo que ómicron está circulando”.

Wilfrido Clará, epidemiólogo.

El discurso de Alabi dio un giro hasta el martes recién pasado. En Frente a Frente, dejó entrever que la nueva variante ha acelerado los casos en las últimas semanas, pero insistió en que no había secuenciación que lo confirmara. "No se puede negar, pero oficialmente no se puede asegurar que esté ómicron en el país. ¿Es así?", le preguntó el entrevistador. "Es correcto – respondió Alabi - porque no tenemos al momento la secuenciación que nos confirme que es ómicron".

Pero ayer, frente a las cámaras de televisión del gobierno, fue más explícito: "Hemos observado cómo desde finales del año pasado hemos tenido evidencia clínica de la existencia de las variantes de preocupación tan importantes, como ha sido el caso de la sintomatología de los casos por ómicron".

También aseguró que desde entonces, tomaron medidas para afrontarla. Sin embargo, en diciembre no hubo cambios en los lineamientos de bioseguridad para la población: se mantuvieron sin restricciones de aforo los eventos públicos e incluso no se restablecieron los requisitos sanitarios para ingresar a El Salvador, por lo que en diciembre, cuando suele aumentar el ingreso de viajeros, no se exigió ni prueba negativa ni vacunación.

"Aun cuando los cuadros clínicos observados con la variante ómicron son con frecuencia más leves que los observados con delta, la alta transmisibilidad de esta nueva variante debió ser motivo de preocupación para las autoridades, tomando medidas para detectar el ingreso de casos y alertar, educando a la población, ya que el porcentaje de población que no tiene ninguna dosis de vacuna o que no ha completado su esquema, es considerable", señaló ayer en un comunicado el Colegio Médico de El Salvador (COLMEDES).

Gremio médico ya lo había advertido

El gremio médico ya había advertido que el incremento en las consultas por infecciones respiratorias agudas (IRAS) y los casos de covid-19 con sintomatología más leve podrían deberse a la presencia de ómicron, dijo el COLMEDES.

El epidemiólogo Wilfrido Clará explicó ayer que es difícil diferenciar delta de ómicron solo desde el punto de vista clínico y por eso es importante integrar el punto de vista epidemiológico.

Consultas. Un grupo de personas hacía fila, ayer, a las afueras del ISSS de Santa Tecla, esperando su turno para pasar consulta.

La parte clínica ha demostrado que ómicron causa menos pérdida de olfato y gusto, que prefiere alojarse en vías respiratorias aéreas y no en pulmones, y por eso causa menos enfermedad grave, no registra problemas respiratorios graves ni muchas neumonías. La parte epidemiológica se refiere al aumento de consultas por IRAS, a la presencia confirmada de la variante en países vecinos, a las cifras de hospitalización y letalidad y a la ocupación de camas en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). "Todo eso hace sugerir que ómicron ya estaba circulando desde diciembre", valoró Clará.

“Desde diciembre dijimos que era probable que ómicron ya estuviera en El Salvador y es lo que ahora dice el ministro: lo sabían desde diciembre y no han hecho nada ni informado a la población”.

Alfonso Rosales, epidemiólogo.

El epidemiólogo Alfonso Rosales indicó que todo aquel con conocimiento de epidemiología, que no trabaja para el MINSAL, advirtió desde diciembre un alza de casos. "Basado en la clínica y en la curva epidemiológica que se venía mostrando, desde diciembre habíamos estado diciendo que lo más probable era que ómicron ya estuviera circulando en El Salvador, que es lo que ahora está diciendo el ministro: que lo sabían desde diciembre y no han hecho nada ni informado a la población; y eso es lo que me sorprende sobremanera, que ellos interpongan su discurso político antes que la salud de la población salvadoreña", apuntó.

Mientras tanto, los griparios del ISSS y MINSAL siguen abarrotados por consultas por IRAS y sospechas de covid-19. El secretario general del Sindicato de Médicos Trabajadores del Seguro Social (SIMETRISSS), Rafael Aguirre, aseguró que solo la Unidad Médica de Ilopango atendió unas 1,200 consultas el martes. Ese mismo día, agregó, en el Hospital General hubo un rezago de 175 pacientes. "Estamos viendo de 300 a 400 consultas de gripe en un día", afirmó.

En el sistema público, el secretario de Organización del Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores de la Salud (SITRASALUD), Luis Rodríguez, también reportó un aumento de consultas por enfermedades respiratorias. Lamentó que hasta la fecha no existan protocolos establecidos para tratar el alto número de pacientes en los griparios.

Ambos médicos coincidieron en que el alza de casos también está afectando al personal de salud. Aguirre estimó que en el ISSS están contagiado el 40 % de médicos y el 35 % de enfermería.

 

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines