Loading...

Gobierno pide ley para expropiar propiedades

Normativa serviría a la nueva Dirección de Obras Municipales para expropiar propiedades, aunque sus dueños no estén de acuerdo en vender. Advierten posibles arbitrariedades.

Enlace copiado
Director. Álvaro O'Byrne (izq.) es el director de la DOM, pese a que esta aún no existe legalmente.

Director. Álvaro O'Byrne (izq.) es el director de la DOM, pese a que esta aún no existe legalmente.

Enlace copiado

"Los propietarios o poseedores de inmuebles, que se consideren de interés público, podrán ser privados de sus derechos de propiedad o intereses patrimoniales legítimos, previa declaración de utilidad pública o de interés social y con una justa indemnización".

Así reza el inciso dos del primer artículo de lo que el gobierno de Nayib Bukele ha denominado "Ley de Dominio Eminente de Inmuebles para Obras Municipales e Institucionales", y que fue presentada como iniciativa a la Asamblea Legislativa el pasado miércoles, a las 2:37 p. m. Sin presencia de medios de comunicación ni información de parte de las cuentas oficiales del gobierno.

La normativa consistente en 12 artículos tiene como objetivo dotar a la Dirección de Obras Municipales —aún no creada por la Asamblea— de un mecanismo legal para expropiar propiedades para realizar las obras en los 262 municipios, y que esta expropiación pueda realizarse de manera rápida, y sin que haya posibilidad que el dueño del inmueble pueda negarse a la misma.

Tanto diputados de oposición como expertos en derecho administrativo mostraron sus sospechas e inquietudes por la normativa presentada por el gobierno; sobre todo porque ya existe actualmente un mecanismo para cuando el Estado necesita una propiedad privada para llevar a cabo una obra.

Actualmente se encuentra vigente la "Ley de Expropiación y de Ocupación de Bienes por el Estado", en vigor desde 1939, y que ha sido reformada en dos ocasiones, en 1947 y en 1998. Esta establece el proceso a seguir en expropiaciones y para ello define un proceso de negociación, en el cual el dueño de la propiedad puede negarse al mismo; y solo en última instancia el Estado puede expropiar.

Sin embargo, el gobierno de Bukele ha presentado una iniciativa de ley que opta por la vía rápida. Así como en su artículo 1 establece que los propietarios de inmuebles pueden ser privados de estos, también el artículo 5 dice que, una vez la DOM haya presentado demanda ante un juez de instrucción para declarar "interés social" sobre una propiedad, el juez admitirá esta y podrá ordenar que las obras comiencen de inmediato, sin mediar la palabra u opinión del dueño de la propiedad.

Puerta a abusos

Estas y otras disposiciones fueron cuestionadas por Francisco Lira (ARENA) y Dina Argueta (FMLN), que cuestionaron el carácter impositivo de la ley.

"Ya se hacen expropiaciones para interés público, pero siempre y cuando se puedan llegar a negociaciones con el privado para llegar a una indemnización justa. Esperamos que estas no vayan a ser con interés político; si se hace así, estaremos afectando a más salvadoreños", avisó Lira.

Mientras, Argueta cuestionó qué certeza puede haber en el garantizar los derechos de la ciudadanía. "A la base de cualquier discusión debe estar la seguridad de la gente: aquella que tiene una propiedad pero que el Estado se le ocurrió decir que lo necesita porque es de interés social porque va a construir otra cosa, dónde queda el derecho de la población. Por el interés de uno no se pueden vulnerar otros derechos", comentó.

Luego, más contundente fue la consideración de José Marinero, abogado especialista en Derecho Administrativo, quien apuntó que el proyecto de ley tiene varios y severos vacíos; desde la falta de definiciones hasta la falta de controles y límites para que pueda actuar la DOM.

"Se trata de una herramienta extraordinaria en manos de la administración pública, con pocos controles. En derecho administrativo les llamamos exhorbitantes", apuntó. "Tiene una disposición que le permite a la administración comenzar las obras sin que se haya terminado el juicio", agregó Marinero para ejemplificar ese carácter exorbitante de la ley.

Además, el abogado indicó que tiene pocos controles en el sentido de que la ley no establece los supuestos para definir qué es la utilidad pública. "No cualquier obra tiene utilidad pública, y la ley parece sugerir que cualquier obra lo va a ser", indicó Marinero.

Además, según Marinero, en el código municipal, se pide a los municipios que van a expropiar que demuestren que no tienen otra propiedad donde puedan realizar la obra. Una claúsula de ese tipo no aparece en la normativa pedida por el GOES de Bukele.

Asimismo, también destacó que la normativa establece que la expropiación solo puede ser apelada en cuanto al monto de indemnización. "Es absurdo, le está negando el derecho a la defensa a la persona que le han quitado un derecho", indicó.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines