El Salvador  / judicial Lo más leído

Hasta la Policía procura no entrar a estas zonas

Todas son colonias donde dominan maras y pandillas y donde la PNC tiene prohibido entrar, ya sea por órdenes de los delincuentes o por jefaturas policiales.

Enlace copiado
Silencio. La colonia Dina es una de las zonas de San Salvador que los agentes califican como

Silencio. La colonia Dina es una de las zonas de San Salvador que los agentes califican como "santuario" y que controlan las pandillas.

Enlace copiado

A pesar que el Gobierno de Nayib Bukele sostiene que la situación delincuencial está controlada, existen lugares en el país en donde los agentes policiales tienen prohibido ingresar o tienen miedo de hacerlo por la peligrosidad que eso representa.

La comunidad Iberia y la colonia Dina , ubicadas en el municipio de San Salvador, son dos lugares denominados "santuarios" y en esos sitios la Policía Nacional Civil (PNC) tiene órdenes de no ingresar ni tampoco hacer operativos.

Fuentes policiales confirmaron a LA PRENSA GRÁFICA que esas dos colonias son denominadas de esa manera porque existen órdenes "desde arriba" para que ni siquiera patrullen ahí.

Según lo relatado por una fuente policial que pidió anonimato para que su trabajo no peligre, desde hace dos años ellos no pueden ingresar a esas colonias. "La más difícil es la Iberia, esa es hermética, ahí no puede pasar ni siquiera por la calle una patrulla porque ya están preguntando qué anda haciendo", mencionó el agente policial.

“La más difícil es la  Iberia,  ahí no puede pasar  por la calle una patrulla porque reportan el número  y preguntan qué anda haciendo ahí y que se retire del lugar”.

Agente de la PNC

Marvin Reyes, representante del Movimiento de los Trabajadores de la Policía (MTP), confirmó que varios agentes han denunciado que existen indicaciones específicas para las colonias "santuario" donde no se debe intervenir ni operar contra los pandilleros.

"Son zonas donde ellos establecen una especie de ‘gobierno paralelo’, donde ellos ponen sus reglas y toman las decisiones. Si una persona desconocida entra es muy probable que pase a ser parte de las cifras de desaparecidos", aseguró Reyes al consultarle sobre esas colonias.

Mencionó que existen muchos lugares en los cuales las pandillas son las que controlan. "Podemos mencionar la colonia 10 de octubre, La Futura, en San Marcos; algunas zonas céntricas de Santa Tecla; zonas populosas como La Pacífica, en San Miguel; colonias de Soyapango, Ilopango, Ciudad Delgado y la Santísima Trinidad de Ayutuxtepeque. Son zonas que son directamente controladas por los criminales", aseguró Reyes.

Marvin Reyes, MTP.

Investigadores policiales consultados por LA PRENSA GRÁFICA confirmaron que existe un funcionario de Gobierno que es el intermediario con el Barrio 18. Señalan que existen pruebas que vinculan la participación de ese funcionario en acciones que favorecen a miembros de esa estructura.

"En un momento dado supimos que estaba protegiendo a uno de los cabecillas y cuando se habla con pandilleros de la 18 efectivamente dicen que ese funcionario es el que da las vueltas, pero que no se metía con gente pequeña sino que con gente grande, lo corroboramos de tres maneras", enfatizó el investigador.

Agregó que en la institución policial se encuentran "atados de pies y manos" y asegura que poco pueden hacer para denunciar esas irregularidades. "Queremos ayudar, pero los únicos que pueden hablar son los medios", dijo otro agente de la PNC.

“La situación es cuestionable, peligrosa y preocupante. Están dando a entender que hay algún acuerdo. No se sabe si es desde altas esferas de la PNC”.

Marvin Reyes, MTP.

Plan estancado

El Plan Control Territorial (PCT) es la principal estrategia de seguridad pública del Gobierno salvadoreño y ha sido criticada por organizaciones, expertos, investigadores, sociedad civil y, ahora, hasta por los mismos agentes policiales.

"Cuando inició el Plan Control Territorial dio buenos resultados, hablamos de los primeros seis meses. En este tiempo la presencia policial en los diferentes sectores intervenidos era bastante buena. Posterior a estos seis meses es que los jefes comenzaron a mover al personal, a darles otras funciones más sociales que de seguridad pública, eso influyó en que fueran disminuyendo la efectividad y la acción", relató Marvin Reyes, un exagente policial y ahora representante del Movimiento de Trabajadores de la Policía (MTP).

Él explica que la idea del PCT es algo que no avanzó, que nunca tuvo una modificación y se quedó estancado. Esto contribuyó a que se volviera algo predecible para la delincuencia en el país. "Es una estrategia que se quedó estática y los objetivos en los planes de seguridad no deben ser así, porque se vuelven predecibles para las personas que operan desde la delincuencia en cualquier país".

Añade que el método de la actual PNC, de medir las muertes por violencia, está dirigido a catalogar los cadáveres bajo otras causas que no son los homicidios. "Los ponen como averiguar mediante autopsia y después ya no se retoma. Están jugando con los números. Hablan de 43 días sin homicidios, pero ese día sí hubo desaparecidos. Es una cifra que no debe ser tomada como un logro, como una victoria, porque fueron personas asesinadas en ese tiempo y una gran cantidad de personas desaparecidas".

Este medio buscó la postura oficial de las delegaciones de la Zona Norte de San Salvador, Apopa y Nejapa, pero dijeron que solo los superiores podían dar declaraciones y que ellos estaban en reunión.

¿Nueva Tregua?

Expertos en seguridad señalan que el actual Gobierno tiene pactada una tregua con pandillas. La fuente policial señala que el Ejecutivo ha cedido en muchos aspectos y que en esta ocasión han hecho una “tregua disfrazada”. También dijo que las pandillas exigirán al Gobierno que habilite el ingreso de paquetes higiénicos y las visitas familiares, suspendidas hasta este día por la Dirección General de Centros Penales.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines