Lo más visto

Más de El Salvador

Presidente Bukele genera controversia al calificar como “negocio” los Acuerdos de Paz en El Salvador 

En redes sociales se ha desatado la discusión a favor o en contra de los Acuerdos de Paz de 1992.

Enlace copiado
Presidente Bukele genera controversia al calificar como “negocio” los Acuerdos de Paz en El Salvador 

Presidente Bukele genera controversia al calificar como “negocio” los Acuerdos de Paz en El Salvador 

Enlace copiado

A cuatro días del aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz, el sábado 16 de enero próximo, el presidente de la República, Nayib Bukele, insistió en que un “grupúsculo de aprovechados” abandonaron a cientos de miles de personas, y se lucraron de “sus muertes en un negocio llamado guerra y en otro negocio al que llamaron acuerdos de paz”.

Las acusaciones son en respuesta a la afirmación del exprocurador para la defensa de los derechos humanos, David Morales, quien le respondió que los Acuerdos de Paz “no fueron una farsa”.

Los comentarios de Bukele y Morales han provocado miles de opiniones de usuarios a favor y en contra de los Acuerdos de Paz firmados por el Gobierno, presidido por Alianza Republicana Nacionalista (Arena) y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) en el castillo de Chapultepec, en México. Las decenas de tuits que han compartidos los salvadoreños contienen recuerdos personales de los impactos de la guerra civil bajo los hashtags: #ProhibidoOlvidar y #ProhibidoOlvidarSV .

La firma del acuerdo permitió la desmilitarización de las fuerzas combatientes y su incorporación a la vida política nacional. La edificación de la paz dejó tras sí 75.000 muertos, 8.000 desaparecidos y un país que sufrió las consecuencias, con escuadrones de la muerte que asesinaban y amedrentaban a las poblaciones más afectadas.

Poco antes del 29 aniversario de los Acuerdos de Paz, el presidente Bukele ha reiterado su rechazo al proceso en su cuenta de Twitter. Hace menos de un mes, también calificó los Acuerdos de Paz como "una farsa", lo dijo en un acto que tuvo en el caserío El Mozote, departamento de Morazán, lugar donde ocurrió una de las más cruentas masacres durante la guerra.

El presidente de la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA), Federico Ánliker, se sumó a las críticas y afirmó que los Acuerdos de Paz "solo sirvieron para que un grupo de guerrilleros y militares de aquella época se hicieran millonarios y obtuvieran inmunidad". Según Ánliker dicho acuerdo también marcó una alianza entre Arena y FMLN a la que llamó matrimonio.

Mientras tanto, Manuel Escalante Saracais, subdirector del Instituto de Derechos Humanos de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), opinó que pareciera que esta semana los "Acuerdos de Paz serán un instrumento electoral del Presidente" y que ello continuará alimentando la polarización de cara al 28 de febrero, día de las elecciones en donde Arena, FMLN, Nuevas Ideas y Gana se disputan el Órgano Legislativo.

A las criticas también se sumó la organización humanitaria Cristosal, quien rechazó que los Acuerdos de Paz sean "una farsa", si no más bien el "resultado de grandes esfuerzos de salvadoreñas y salvadoreños, gobiernos y personalidades, amigas de este pueblo" que permitieron una nueva etapa en la historia del país a partir del "respeto de los derechos humanos, la democratización y la unificación de la sociedad.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines