San Salvador desplaza a Soyapango y ahora es el más poblado

Las nuevas estimaciones de población ajustan al alza la cantidad de habitantes del municipio de San Salvador y con esto se vuelve el más poblado del país, dejando a Soyapango en el segundo lugar.

Enlace copiado
Cambios. La actualización revela que la población de San Salvador es mayor a la que se había calculado en la última revisión,  hace siete años.

Cambios. La actualización revela que la población de San Salvador es mayor a la que se había calculado en la última revisión, hace siete años.

Enlace copiado

San Salvador desplazó a Soyapango como el municipio con más habitantes en El Salvador, según las nuevas proyecciones de población elaboradas por la Dirección General de Estadísticas y Censos (Digestyc) con el apoyo de organismos internacionales.

La Digestyc publicó el 4 de junio una actualización de las estimaciones que realizó en 2014. Para este ejercicio contó con el apoyo del Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía (Celade) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa).

La nueva previsión reduce la población salvadoreña a 6,325,827 habitantes para 2021, que equivale a 500,108 personas menos respecto a lo estimado hace siete años.

Un menor número de nacimientos y un aumento en los flujos migratorios son factores que influyeron en esta modificación.

Si bien las proyecciones de población bajaron en los 14 departamentos del país, a nivel municipal hay realidades distintas. Un análisis de LPG Datos indica que en las previsiones se ajustaron a la baja en 168 municipios, pero en 94 hubo un incremento.

San Salvador es el municipio donde más aumentó el cálculo de población para 2021. La revisión de hace siete años le daba a la capital 200,319 habitantes, pero con la actualización subió a 337,041 , una diferencia de 136,722 personas más.

Con esto, San Salvador desplazó a Soyapango, que según las proyecciones de hace siete años iba a ser el más poblado en 2021. Ese municipio ahora pasó al segundo lugar con 258,921 habitantes, seguido de Santa Ana (252,159) y San Miguel (216,800).

La Libertad es el municipio con el segundo mayor incremento en su población, al pasar de 41,435 a 52,893 habitantes. Zacatecoluca es el tercero y ahora le estiman una población de 81,796 personas, frente a las 71,660 que calcularon en 2014.

Tonacatepeque, en cambio, es el municipio donde más se redujo la previsión de población. Respecto a la estimación de 2014 perdió 74,192 habitantes y le siguió San Miguel con 66,464 personas menos y Apopa con 47,206.

Retos. El ajuste confirma el reto de invertir más en educación para aprovechar el bono demográfico que aún tiene el país.

Visto por regiones, el ajuste a la baja en los cálculos de población fue más notorio en la oriental, donde bajó 11.8 %. En el Área Metropolitana de San Salvador se redujo en 7.1 %, similar a la reducción de 7.3 % que experimentó el cálculo nacional. Los cálculos para el occidente y paracentral bajaron en 5.7 y 5.6 %, respectivamente, indica el análisis de LPG Datos.

Los departamentos orientales y porteños sufrieron el mayor ajuste a la baja: La Unión (-17.5 %), Chalatenango (-15.2 %), Cabañas (-12.9 %), San Miguel (-10.8 %), Usulután (-10.4 %) y Morazán (-9.5 %).

Señalan falta de información

Consultada por LA PRENSA GRÁFICA, la demógrafa Ana Escoto señaló la falta de información sobre la metodología que utilizó la Digestyc y los organismos internacionales para actualizar las proyecciones de población. La especialista indicó que esto impide evaluar si la revisión a la baja está acorde con el comportamiento demográfico del país.

"No hay un apartado metodológico (en los documentos publicados por la Digestyc). Poder evaluar es difícil porque no tenemos un censo y los registros administrativos no son de fácil consulta", dijo vía telefónica.

No obstante, explicó que ya en 2019 el Celade estimó que El Salvador tenía unos 300,000 habitantes menos de lo previsto, por lo que este ajuste de 500,000 personas "no es dramático".

La actualización de las proyecciones confirma el envejecimiento de la población y el pronto final del bono demográfico, es decir, cuando hay más personas en edad productiva que dependientes.

Se estima que el país tendrá este bono hasta 2045 y Escoto explicó que puede ser bueno si el país lo aprovecha. De lo contrario se convierte en un "pagaré".

Si las personas en edad productiva no logran un trabajo digno, en su vejez no tendrán acceso a una pensión también digna y este es uno de los desafíos que deberán afrontar los tomadores de decisión, indicó.

La experta consideró que el envejecimiento de la población en El Salvador tendrá rostro de mujer, puesto que la violencia se cobra más la vida de los hombres y también son ellos quienes suelen migrar. Agregó que las mujeres salvadoreñas tienen menos acceso a pensiones, lo que las hace más vulnerables a vivir en la pobreza durante la vejez.

El investigador Óscar Picardo advirtió que el Gobierno tiene el reto de aumentar los años de escolaridad de los jóvenes para allanarles el camino hacia un trabajo digno; de lo contrario el país afrontará impactos negativos en su desarrollo económico y tecnológico.

Tags:

  • población
  • censo de población
  • digestyc
  • el salvador
  • san salvador
  • demografía

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines