Lo más visto

Biden aumenta a 62.500 el cupo de refugiados de Estados Unidos

La admisión de refugiados de todas partes del mundo había decrecido con las políticas migratorias del ex presidente republicano Donald Trump. Hasta 5.000 latinoamericanos podrán solicitar refugio.
 

Enlace copiado
Un grupo de menores no acompañados son atendidos por personal local en Carrizo Springs, Texas, EE. UU., en marzo de 2021.

Un grupo de menores no acompañados son atendidos por personal local en Carrizo Springs, Texas, EE. UU., en marzo de 2021.

Enlace copiado

WASHINGTON DC / MIAMI, EE. UU. - El presidente de Estados Unidos Joe Biden, anunció el lunes que su administración ha decidido aumentar considerablemente el número de refugiados que podría recibir en el presente año fiscal 2021, tal y como había adelantado un par de semanas atrás.

“Estoy actualizando el límite anual de admisiones de refugiados de Estados Unidos a 62.500 para este año fiscal”, dijo Biden en un comunicado divulgado por la Casa Blanca.

Según la declaración, el país dejaría atrás la baja cifra de 15.000, un número “históricamente bajo”, establecido por la administración de Donald Trump y mantenido por el actual Gobierno más allá de sus primeros cien días. Según la declaración del mandatario, su meta es llegar a 125.000 admisiones para el año fiscal 2022.

En cualquier caso, el nuevo cupo de 62.500 contempla, entre otros, la aceptación de 5.000 refugiados procedentes de Latinoamérica y el Caribe, de 22.000 de , 13.000 de Asia Occidental y del Sur de Asia y 12.500 plazas aún sin asignar, según detalló el Departamento de Estado.

El mandatario demócrata señaló que el Programa de Admisión de Refugiados de Estados Unidos “encarna el compromiso” del país de “proteger a los más vulnerables y ser un faro de libertad y refugio para el mundo”.

Sin embargo, Biden precisó, que tal vez no se alcance la cifra de 62.500 admisiones en el presente año. Adelantó que el programa ya se ha abierto para nuevos refugiados y con el cambio en asignaciones por regiones ya se ha logrado aumentar el número de quienes están “listos para partir a Estados Unidos”.

"Debido a la gravedad de la crisis global de refugiados, el número de la admisión de refugiados debe ser suficientemente ambicioso como para retar al Gobierno de Estados Unidos y a sus socios a construir la infraestructura necesaria para acoger a más refugiados", aclaró el Departamento de Estado en un comunicado.

Durante su campaña, el actual presidente Biden se había comprometido, tal y como indicaba su programa electoral, a subir el límite anual de refugiados que acepta el país a 125.000 y a aumentarlo aún más durante su futuro mandato, acorde con la “responsabilidad” de EE. UU., sus “valores y la necesidad mundial sin precedentes”.

También el lunes, el secretario de Estado, Antony Blinken, celebró la decisión mediante un comunicado en el que señalaba: "Como nación está en nuestro ADN el abrir nuestras puertas a aquellos que buscan refugio, y sigue estando en nuestro interés nacional el que debamos tratar de manera justa, digna y con respeto a quienes se acogen a estos programas".

Un camino no exento de altibajos
A mediados de abril, el Gobierno anunció que mantendría el cupo en los 15.000 establecidos por la Administración, una decisión ligada a preocupaciones sobre la imagen que daría admitir más refugiados en un momento en que el número de migrantes que llegan a la frontera sur va en aumento, según dijo entonces un funcionario estadounidense a la agencia Reuters. La decisión tuvo que ser matizada por la Casa Blanca apenas unas horas más tarde.

El número de refugiados que acepta EE. UU. cada año, no obstante, no afecta a las personas que llegan a la frontera sur, que en su mayoría buscan pedir asilo, una protección migratoria distinta. El refugio se solicita desde el exterior, en una embajada o consulado estadounidense, mientras que para solicitar asilo la persona debe estar físicamente presente en el país.

Este lunes se ha conocido el resultado de una encuesta del Pew Research Center que apunta que los estadounidenses están descontentos con la gestión de la situación en la frontera por parte de la Administración Biden.

De acuerdo con el sondeo, un 68% de los encuestados consideró que el Gobierno está haciendo un trabajo "muy malo" o "relativamente malo", mientras que apenas un 29% considera que la gestión es "buena". Además, el 47% de los consultados afirmó que es "muy importante" reducir el número de personas que llega al país buscando asilo o refugio.

La encuesta fue realizada en Estados Unidos, entre los días 5 y 11 de abril, y en ella participaron 5.109 adultos.

Tags:

  • 62.500 el cupo de refugiados
  • Estados Unidos
  • migrantes
  • Latinoamérica y el Caribe
  • África
  • Asia Occidental
  • Sur de Asia
  • migración Estados Unidos

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines