Lo más visto

El drama de 10 hijos que encontraron a su madre perdida por 37 años

Hijos de la madre extraviada temen que pierda el subsidio de adulto mayor al regresar a Manatí.

Enlace copiado
La señora Cándida recibía el apoyo de vecinos del cambuche que había armado en una esquina.

La señora Cándida recibía el apoyo de vecinos del cambuche que había armado en una esquina.

Enlace copiado

Una publicación de EL TIEMPO acabó con 37 años que duró la búsqueda de una decena de hijos por su madre Cándida Paulina Araujo. Es una dramática historia que, pese a tener un reencuentro emotivo en días pasados, todavía no llega a un final feliz.   

Era 1983 y el barrio San Roque de Barranquilla se destacaba por llamativos espacios arquitectónicos propios de la época. En esa zona trabajaba la señora Araújo de Escorcia, quien se desempeñaba en oficios varios en el interior de una pensión que hoy está transformada en un taller mecánico.

Las complejas condiciones económicas por las que pasaba la familia Escorcia Araújo la llevaron a establecerse del todo en el lugar, donde recibía la visita de sus 10 retoños en la medida de lo posible, especialmente la de Nicanor Alfonso y el menor de los hermanos, quienes eran los más recurrentes.

Se trataba del plan preferido de cada ocho días y no era para menos si el objetivo era ver a la mujer que les dio la vida hacia en ese entonces un poco más una década. La misma mujer del cabello rubio y largo, alta, piel blanca y de ojos azules, pero que a la vez escondía una tristeza que prefirió no expresar delante de sus seres queridos.

Por el contrario, decidió expulsar esa tristeza alejándose a donde nadie supiera de ella, ni siquiera la amiga con la que vivía, quizás para que no diera razón de ella a sus allegados cuando le fueran a buscar en una visita.

Entonces recordó Nicanor Alfonso que la última vez que la había visto fue un primero de enero, en medio de las celebraciones de año nuevo. Y reconoció quien aquella vez tenía 14 años, acompañado de su hermano de 24 meses de nacido, que la notó triste, desentonando así con el ambiente festivo del momento.

“Me vio, hablamos, sí la encontré bastante triste. Me contaron que había llorado bastante. De pronto por la situación. Me ausenté un mes, porque me llevaron a donde mi abuela y, cuando regresé, me enteré que ella se fue”, dijo el hombre ahora con 51 años.

Tags:

  • Cándida Paulina Araujo
  • Barranquilla
  • Colombia
  • Mujer desaparecida

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines