Lo más visto

Más de Opinión

La China de Centroamérica

Enlace copiado
José Afane - Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

José Afane - Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

Una teoría asegura que el covid fue creado en un laboratorio chino para desestabilizar al mundo, y para reducir su población. Dicho escenario maquiavélico cae en el territorio de la ciencia ficción, con un segundo capítulo en el que aparece un país enojado que decide cobrar venganza, enviándole otro virus mortal a los chinos.

Mr. Trump se refiere al covid como el "virus chino" y, por sus frecuentes declaraciones, es evidente que cree en la teoría arriba descrita. Quizá no llegue a exportar otro virus en venganza, pero parece estar dispuesto a cerrar muchas maquilas gringas que operan en la China. Esto sería una gran oportunidad para nuestro país, que merece estemos ojo al Cristo en vez de solo pasar peleando.

En los años ochenta, la población china crecía vertiginosamente, por lo que necesitaban fuentes de empleo masivas. Fue entonces que nació el modelo de maquila para la manufactura de productos a costos inferiores de mercados con mano de obra cara como los Estados Unidos. Un modelo exitoso que contribuyó a que, en 30 años, 500 millones de chinos salieran de la pobreza extrema.

El modelo se fue perfeccionando, en busca de ganancias locales. Una de las medidas fue sustituir materia prima importada, por local. Fue así que de cada dólar exportado, la ganancia local pasó de $0.2 a $0.60.

En la actualidad, nuestro país está sumergido en una crisis sin precedentes. Entre marzo y junio 65,000 salvadoreños se quedaron sin empleo (se estima que esta cifra subirá a 200,000 en diciembre), cientos de empresas han tronado o están por tronar; las exportaciones y remesas se han venido de pique; la recaudación fiscal también; el sector informal es cada vez más grande; la deuda también. ¿Y ahora quién podrá ayudarnos? ¡Las maquilas!

El Salvador tiene todo para convencer a Mr. Trump que traslade varias maquilas de China a nuestro país. Un salvavidas para nuestro desarrollo industrial; bendita fuente de empleo, directo e indirecto; motor de la economía, pudiéndole apostar a que, por cada dólar exportado, $0.50 se queden en el país.

China gana mucho más dinero, que cualquier país del mundo, por la manufactura integral. Según el Boston Consulting Group, el costo de la mano de obra china se ha venido incrementando a niveles de los Estados Unidos. Esto pues el desarrollo económico le ha abierto las puertas a salarios dignos que han permitido que millones de chinos salgan de la pobreza y se conviertan en consumidores.

Así que a emular el modelo chino de maquila en El Salvador. Llevamos las de ganar, no solo por nuestra ubicación geográfica, en el patio trasero del mayor consumidor del mundo, sino también por compartir la moneda con los gringos, y contar con una fuerza laboral abundante y productiva; una vez conocidos como el Japón de Centroamérica. Es algo que debíamos replicar.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines