Lo más visto

Más de Opinión

Las finanzas del gobierno camino al despeñadero

Enlace copiado
Luis Membreño

Luis Membreño

Enlace copiado

El gobierno actual recibió el gobierno con un déficit fiscal de $703.8 millones en 2018 y el déficit de 2019 fue de $825 millones, de los cuales 5 meses habían sido del gobierno de Sánchez Cerén y los últimos siete meses fueron de Bukele. Esos dos déficits fiscales de 2018 y 2019 representaban 3.1 % y 3.2 % del PIB, respectivamente. En ese tiempo criticábamos que el déficit había vuelto a subir después de la reducción que había tenido en 2017 cuando el déficit había bajado a $631 millones. El déficit de 3.2 % era demasiado alto considerando que la relación entre la deuda del gobierno y el PIB había alcanzado el 70 % del PIB.

La ley de responsabilidad fiscal se había reformado en 2018 y una de las metas era lograr que la deuda pública llegara en 2030 a ser de 60 % del PIB. El presupuesto aprobado para 2020 fue de $6,426 millones y el déficit se estimaba que iba a ser de 3.2 % del PIB, por lo que la Asamblea Legislativa le aprobó al gobierno de Bukele un endeudamiento adicional de $645.8 millones para 2020.

El año 2020 inició con un enfrentamiento entre el presidente Bukele y la Asamblea Legislativa por un préstamo de $109 millones que no le había aprobado la Asamblea Legislativa al Ejecutivo el 6 de febrero, eso sacó de sus cabales a Bukele y fue cuando tomó la decisión de irrumpir el domingo 9 de febrero en el Salón Azul del congreso acompañado de militares y policías. Se sentó en la silla del presidente Mario Ponce, le dio un golpe al gong, con lo que usurpó la silla y las funciones del presidente del congreso y dio por iniciada una sesión de otro Órgano de Estado, en clara violación a la Constitución.

En marzo inició el calvario de la pandemia, la Asamblea Legislativa le aprobó $3,000 millones en préstamos al Ejecutivo, el gobierno colocó $426 millones en Letras del Tesoro y se descalabró todo. El año 2020 va a cerrar con un déficit fiscal de alrededor de $2,500 millones y la deuda se elevó a 90 % del PIB. Había justificación para cierto incremento en el gasto público, pero no hasta el nivel al que se elevó. El déficit en lugar de ser de 3.2 % del PIB en 2020, probablemente cerró el año con más de 10 % del PIB, más del triple.

Pero el problema no termina ahí, sino que ahí comenzó. El gobierno presentó un presupuesto para 2021 totalmente desfinanciado, aunque en apariencia estaba financiado. Al final la Asamblea Legislativa corrigió algunos defectos del proyecto de presupuesto, logró que se utilizaran los préstamos por $1,041 millones que habían "sobrado" de 2020, aprobó la emisión de bonos por $138.7 millones pero no resolvió el déficit de $1,129 millones que está escondido entre la sobreestimación de ingresos y subestimación de gastos. Si se ejecuta tal como está aprobado el presupuesto de 2021, tendrá otra vez un déficit de 10 % del PIB, con lo que la relación deuda/PIB llegará a cerca del 100 % del PIB al final de 2021.

El panorama es todavía más complejo para 2021 en la medida que el presidente Bukele vetó préstamos por $300 millones por lo que el desfinanciamiento ha subido a $1,429 millones. Es obvio que la apuesta del Ejecutivo es que Nuevas Ideas-GANA van a ganar las elecciones legislativas arrasadoramente, que van a tener 56 diputados y que con ello van a poderle hacer los cambios que quieran al presupuesto de 2021 y que esa nueva Asamblea Legislativa les va a aprobar los $1,429 millones adicionales en deuda. Ya teniendo diputados propios Nuevas Ideas-GANA milagrosamente se resolverá también el problema de caja de Hacienda y les entregará el FODES que deben de 2020 (alrededor de $320 millones) y el de 2021 a los nuevos concejos municipales.

La única forma de evitar que este gobierno lleve al país al despeñadero económico y fiscal es que se dé un equilibrio de poderes y que Bukele tenga un freno en la Asamblea Legislativa para que no pueda seguir endeudando desmedidamente al país entre 2021 y 2024. De lo contrario, si los votantes le dan el poder absoluto a Bukele-Nuevas Ideas-GANA-CD, que Dios nos libre de cómo van a dejar el país en 2024 que termine el mandato de Bukele y de la nueva Asamblea Legislativa.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines