Loading...

No es basura

La basura, en realidad, no existe. Es un término que inventamos los seres humanos para anular el remordimiento por quitar de nuestra vista algo a lo que ya no sabemos darle más usos.

Enlace copiado
Glenda Girón - Periodista

Glenda Girón - Periodista

Enlace copiado

Si en una cubeta con agujeros y tapa se acumulan residuos de café, cáscara de banano y cascarones de huevo, se obtiene uno de los abonos más completos que pueden recibir las plantas. No cuesta más que el tiempo, el conocimiento y la disciplina para separar al menos estos tres elementos de lo que consideramos basura.

La basura, en realidad, no existe. Es un término que inventamos los seres humanos para anular el remordimiento por quitar de nuestra vista algo a lo que ya no sabemos darle más usos. Sin la intervención humana, esos promontorios de materiales que son tan difíciles de gestionar no se producirían. La naturaleza no está hecha para el desperdicio, lo tiene todo calculado. La variante en esa operación somos los seres humanos.

Ese material con el que ya no sabemos qué hacer sale de nuestras casas en bolsas. Quienes más producen son quienes más posibilidades económicas tienen. Y sacarlo de esas casas, de esas colonias y de esas ciudades implica un pago.

El pago representa buena parte de los gastos permanentes de las municipalidades. Municipalidades que ya no cuentan con el Fondo para el Desarrollo Económico y Social (FODES) para hacer frente a todos esos gastos.

Podríamos aquí hablar de cómo el retiro del FODES ha profundizado la brecha de desigualdad, ya que los municipios más ricos reciben más impuestos y pueden cubrir gastos y ejecutar más obras que, por cierto, van más allá de tapar baches. Los municipios en donde no hay ni siquiera una tienda grande y en donde se acumulan necesidades de transporte o de asistencia con gastos funerarios, ¿cómo están haciendo? Pero en esto vale la pena profundizar en otra ocasión.

Volvamos: el precio de los servicios de recolección, traslado y disposición final de la basura depende del volumen y del peso. La que más pesa es la basura orgánica, la biodegradable, esa con la que la naturaleza sabe perfectamente bien qué hacer. Es también la que más rápido se descompone.

Si de los hogares saliera menos material orgánico, esto reduciría la cantidad de gasto para las alcaldías. ¿Por qué siguen saliendo de nuestros hogares toneladas de desperdicios que son biodegradables? Si está demostrado que al hacer tan solo esta separación básica de desechos mejora la calidad de vida, el ambiente y se reducen los gastos. Es todo ganancia para las comunidades.

Cuando los rellenos sanitarios reciben basura para disponer de ella de acuerdo con lo que señalan las normas medioambientales, cobran. Cuando se trata de la orgánica, cobran más, porque es la más pesada. Y, de hecho, sus instalaciones se ven beneficiadas, porque se descompone pronto. Esto alarga la vida útil del relleno. El relleno gana por el lado que se le busque.

En los hogares falta educación e instrucción para aprovechar más los recursos, falta promover estas medidas de manera sistemática. Nutrir la tierra para que produzca de forma menos forzada no pasa solo por obtener el beneficio en flores o frutos. Es el inicio de tomar conciencia de la responsabilidad que tenemos en la gestión de desechos que nosotros mismos producimos. Porque ese desecho no deja de ser un problema al salir de nuestro campo visual. Es justo ahí cuando se convierte en un problema de todos.

Y, acá, hay dos opciones. O permitimos que el café, la cáscara de banano y los cascarones de huevo se revuelvan en el camión con desechos plásticos, aluminio y otros más para que con esto los gobiernos municipales tengan que invertir nuestro dinero en pagar a terceros para que dispongan. O, por otro lado, separamos y obtenemos beneficio inmediato tanto a nivel ambiental como económico.

Conciencia, disciplina y algo de tiempo: esta es toda la inversión que hace falta hacer en casa para lograr cambios que beneficien a todos.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • basura
  • FODES
  • municipios
  • rellenos sanitarios
  • casas

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines