Loading...

Otro mundo

Ese es el mundo de Bukele. Un microcosmos para unos cuantos solamente, más o menos recomendables. ¿Dónde está ese mundo? En su mente, en lo digital.

Enlace copiado
Florent Zemmouche - Colaborador de LA PRENSA GRÁFICA

Florent Zemmouche - Colaborador de LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

Bukele está cumpliendo todos sus sueños. Al menos una parte y ojalá no se cumplan todos. Si al mismo tiempo, cumpliera los sueños de todos los salvadoreños, ¿cuál sería el problema? Ninguno. ¿Es posible que exista aquella convergencia de horizontes? Talvez no. Y con Bukele no es el caso, al contrario.

Bukele ha llevado a cabo otro de sus extravagantes objetivos de vida: crearse en un video un avatar –que se apresuró de poner de foto de perfil en Twitter– que parece llegar de otro planeta a bordo de un platillo volador, esperar en una esquina del escenario con una sonrisa de satisfacción que esos excéntricos preliminares terminen para aparecer con música, fuegos artificiales, humo y luces por doquier, como una superestrella al principio de un concierto frente a centenares de personas incrédulas detrás de sus teléfonos que tienen la prioridad para grabar el momento.

El pasado domingo 21 de noviembre, el presidente hizo una presentación bastante destacada en el marco de la "Bitcoin Week". Destacada en el mal sentido de la palabra. Para cerrar la semana "Feel the Bit", lo menos que se puede decir es que había preparado su entrada en el escenario y sin duda solo eso. El resto fue unos treinta minutos de improvisación como en un primer one man show en el que el "man" no encuentra palabras que el público tiene finalmente que soplarle gritando desde lejanos puestos, dentro de una extraña interacción con individuos que silban de alegría a cada vez que Bukele pronuncia la palabra "Bitcóin", que gritan de cuando en cuando durante los varios silencios "¡El Salvador!", Bukele se detiene y responde "Yeah, exactly: The Savior", repitiendo entre risas incómodas lo que había escrito hace unos meses en la presentación de su cuenta de Twitter. Agréguele a eso una fuerte influencia trumpista apenas escondida en la forma de ser y de hablar –valga la paradoja, con el acento salvadoreño en inglés– lo que convierte el coctel en algo aún más sorpresivo.

Así fue el acto hasta el anuncio de la creación de una "Bitcoin City" en "The Savior" –es verdad que suena mejor así la frase, pues hace pensar en un videojuego–; otra invención más en la infinita lista de proyectos quijotescos de Bukele en el gran juego que se ha inventado donde construye y destruye a su antojo, respetando su única voluntad. Ese es el mundo de Bukele. Un microcosmos para unos cuantos solamente, más o menos recomendables. ¿Dónde está ese mundo? En su mente, en lo digital. ¿Cómo se llama? Quizás "The Savior". En cualquier caso, es otro mundo, un mundo radicalmente diferente del de los salvadoreños.

¿Qué hace una mayoría de salvadoreños mientras el mandatario aparece en un escenario entre humos y cohetes para imaginar El Salvador como "centro financiero del mundo"? Lucha para comer, para sobrevivir, para no enfermarse, para no desaparecer, para no morir, en lo que sí es un centro mundial de violencia y pobreza. Se necesita educación, sanidad y paz. Para eso debería ser el dinero, no para los amigos del régimen.

Mientras tanto están los salvadoreños que buscan a sus desaparecidos, los que los encuentran, como el señor que sale del Instituto de Medicina Legal afirmando que sí, lamentablemente, el cuerpo que está ahí es el de su hija, la futbolista Jimena Ramírez. Definitivamente otro mundo. El verdadero.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • mundo
  • Bukele
  • sueños
  • The Savior
  • Bitcoin
  • salvadoreños

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines