Lo más visto

Más de Opinión

Reactivar la economía nacional implica enfocarse en áreas específicas y a la vez vivificar todo el sistema

La credibilidad sólo se activa cuando las palabras conducen a los hechos, y ahí está la clave del éxito en su auténtico sentido.

Enlace copiado
La Prensa Gráfica

La Prensa Gráfica

Enlace copiado

Los dos temas de realidad cotidiana que más agobian y afligen a los salvadoreños en esta precisa coyuntura por la que vamos transitando son, sin equivocación posible, la seguridad y la economía. Ambos constituyen un vivero de cuestiones que llevan consigo múltiples problemas, los cuales demandan soluciones que no pueden ser producto del repentismo ni de la improvisación, sino que demandan planteamientos estratégicos que estén marcados exclusivamente por el compromiso de que el país y su gente puedan salir adelante, dejando atrás las imaginerías tradicionales para impulsar el realismo proyector. En esa dirección hay que mover cuantas iniciativas se propongan tratar en serio la problemática estructural y coyuntural en que estamos constantemente envueltos.

Periódicamente se publicitan planteamientos e iniciativas destinados a tratar con real eficacia los temas que mencionamos en el párrafo anterior, así como otros de semejante o de parecida significación para la vida del país y para la suerte de todos. Sin embargo, lo que tradicionalmente se reitera es la ineficacia de los esfuerzos que se emprenden, porque con abrumadora frecuencia están movidos por la intención de obtener beneficios egoístas, casi siempre de la más baja índole. Por todo eso se vuelve más y más imperativo tomar verdaderamente en serio estos desafíos que tanto significan para que nuestro proceso y nuestro sistema a fin de que tengan éxito por encima de cualquier pretensión circunstancial.

En estos días, el gobernante salvadoreño ha anunciado de manera explícita el Plan Despegue Económico, que surge en paralelo con el Plan Control Territorial, que se activó poco después de que entrara en funciones la actual Administración; y desde ese mismo momento se afirmó que el nombre de dicho Plan deriva de que nuestra economía viene estando básicamente pegada y estancada. Y en su estructura de despliegue el aludido Plan busca articular el accionar de diversos entes estatales, para abarcar áreas de acción que hagan posible producir resultados integradores. Según se ha dado a conocer al plantear las líneas básicas del Plan, se aplica en él la misma lógica interactuante que le sirve de tejido sustentador al Plan de Control Territorial que viene desarrollándose en fases.

El Plan de Despegue contiene tres líneas básicas de configuración y de oportunidad: la agricultura al servicio del mejoramiento humano en las zonas rurales, la conectividad tecnológica a la luz de las nuevas prácticas de comunicación y la educación enfocada a generarle espacios nacionales a la cuarta generación industrial en marcha. Y todo esto se ubica en una perspectiva de mejoramiento continuo que ojalá pueda ir mostrando sus beneficios de manera realista y efectiva, como es necesario para poder decir que el país se mueve de veras hacia sus horizontes de realización en todos los órdenes y sentidos.

Para que los planteamientos puedan ir convirtiéndose en resultados concordantes con las exigencias del devenir constructivo es absolutamente vital que lo más pronto posible haya muestras de ello en el plano real. Y es que por efecto de la apertura de las visiones ciudadanas, la credibilidad sólo se activa cuando las palabras conducen a los hechos, y ahí está la clave del éxito en su auténtico sentido.

El Salvador es un país con grandes potencialidades, que demandan desde luego enormes empeños que deben tener dos características esenciales: coordinación y consistencia. Esa es la labor que nos toca a todos los salvadoreños de este momento.

Con el debido sentido crítico que nunca puede faltar, los salvadoreños tenemos que incorporarnos positivamente a los esfuerzos progresistas que la misma realidad impulsa sin cesar. La lógica de los tiempos así lo determina.

Tags:

  • Editorial
  • La Prensa Gráfica

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines