Lo más visto

Más de Opinión

Soldado advertido no muere en guerra

Enlace copiado
Carlos Alfaro Rivas - Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Carlos Alfaro Rivas - Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

Muchos piensan que la lorita Pepita es Arenazi. Cierto, seguido cotorrea ¡Presente por la Patria! pero no canta el himno. Lejos de seguir un partido, lo que le quita el sueño es el rumbo de su país. Le preocupa que el domingo, pese a tantas advertencias, peligra los salvadoreños le entreguemos el poder absoluto a un solo partido. Con razón, La Pluma de Calín ha levantado bastantes banderas, advirtiendo los riesgos que esto implica e incentivando a votar masivamente en busca de balance de poderes.

Más claro no canta una lora. Si decidimos alimentar las ambiciones desmedidas de poder de la N, preparémonos para sufrir negras consecuencias; para entrar a un túnel más oscuro que la noche en que se perdió la tunca; un túnel contaminado de récords históricos de corrupción, donde reine el desempleo, castigue la pobreza y el hambre, y suframos represión y masiva emigración.

El domingo está en nosotros decidir si nos zampamos al túnel, otorgándole a Bukele el control de la Asamblea, o le apostamos al equilibrio.

No desperdiciemos el poder de nuestro voto; usémoslo para limpiar y renovar la Asamblea con un nuevo mix de diputados, votando por candidat@s honest@s, pensantes, profesionales y con carácter para lograr el contrapeso necesario en democracia. ¡Votemos por cabezas con cabeza, no por banderas con el hígado!

Confío que saldremos, en masa, a votar, y que no permitiremos que un Funes reloaded nos vuelva a domar, pues el enorme precio del engaño no tendríamos cómo pagar.

¿Ya se puso a pensar que el perfil de los 84 candidatos de la N es el que debemos limpiar? Menciónenme una propuesta concreta de alguno de ellos. ¿Ponchados, veá? Aspiración u oficio, apretar botones cuando el presidente así lo requiera.

Tiene 4 días para decidir por qué candidatos va a votar, no la vaya a regar. Sugiero apuntarlos en un papelito y llevarlo a la urna, junto a su DUI, lentes y mascarilla. Tiene 4 días para su centro de votación ubicar, hablar con los que lo rodean, y trazar su plan de voto covid, a mediodía siempre hay menos gente.

Estamos siendo bombardeados por un tsunami publicitario y show mediático, jamás antes visto, sacándole raja a tres poderosos cartuchos: la vacuna, el "Camino a Surf City" y el hospital más moderno del mundo. Del primer y último cartucho, tengo mis reservas, pero por el by-pass, me quito el sombrero. No ante quien lo hizo, sino ante el enorme alivio por no tener que sufrir la trabazón del puerto nunca más. El sábado pasado lo estrené en bici, ¡sí que es lindo El Salvador! Minuto de silencio por tanto gato de monte aplastado (conté 6), culpa de los carros que han invadido su hábitat.

Soñemos con un país en el que señalemos ojos bonitos si los hay. Con más unión, menos odio y enfrentamiento entre hermanos. Con menos adicción a la mentira y a llenar el Twitter de veneno. Menos maldita corrupción, nepotismo y despilfarro. Menos prepotencia, abuso de poder, intransigencia, malcriadeza, y más respeto a la ley. Soñemos con un país que celebre, no se suba al ring, ante buenas noticias como la llegada de la vacuna y el by-pass.

Votemos para que nuestros nietos vivan en un El Salvador pacífico y libre, donde las balas, los diputados, los jueces, los fiscales y los tribunales estén del lado de la República y no del presidente.

Soldado advertido no muere en guerra. No podemos permitir control absoluto ante todo lo que estamos viendo y viviendo. Si la mayoría elige el camino minado, no quedará de otra que atenernos a las consecuencias. "Yo me voy pa Houston" dice la lorita y, de inmediato, recapacita: "wechos, está nevando".

Tags:

  • voto
  • candidatos
  • by-pass

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines