Loading...

Todos ganan

El desempleo juvenil, la pobreza y la informalidad perturban la armonía social y motivan la migración masiva. Una vía de solución es mejorar la calidad de vida de la población en su lugar de origen.

Enlace copiado
Rafael Ernesto Góchez - Colaborador de LA PRENSA GRÁFICA

Rafael Ernesto Góchez - Colaborador de LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

La situación socioeconómica del país es difícil y requiere de sabiduría, voluntad y capacidad para superarla. ¿Cómo lograrlo? Lo primero es poner los pies en la tierra y precisar hasta dónde nos llega el agua (elevado endeudamiento, presión inflacionaria, alta tasa de subocupación y vulnerabilidad ambiental). Realizar un análisis objetivo de la situación, tanto interna como externa, y plantear escenarios probables, es esencial para atender lo urgente sin descuidar lo importante.

Analizar la situación desde una perspectiva de desarrollo (búsqueda del bien común) permite identificar importantes segmentos de la población salvadoreña, entre los que se destacan (1) los conciudadanos que asumen que los problemas nacionales se pueden solucionar sin su participación (depositando su destino en manos de terceros) y (2) los compatriotas que prefieren emigrar para progresar.

Hay actitudes del primer segmento que llaman la atención (a partir de encuestas e investigaciones académicas y periodísticas); por ejemplo, la tendencia a sobreponer la seguridad a la libertad, lo cual induce a que el Estado adquiera mayor peso. El gran reto es, entonces, empoderar a la ciudadanía, promover la autosuficiencia y favorecer la creación de riqueza (inversión privada y empleo productivo).

Las crisis que se viven –nacional e internacionalmente– conducen a que el quehacer estatal adquiera preponderancia y que aumente el riesgo de que los tomadores de decisión se limiten a administrar las emergencias. La tarea es enorme, la clave está en enfrentar las adversidades con un foco claro de desarrollo.

El panorama es retador. El desempleo juvenil, la pobreza y la informalidad perturban la armonía social y motivan la migración masiva. Una vía de solución es mejorar la calidad de vida de la población en su lugar de origen. ¿Cómo hacerlo? Ampliando las oportunidades de inversiones, negocios y empleos en los catorce departamentos del país. De esa forma se generaría un proceso inclusivo de desarrollo. Además, el desarrollo económico local (DEL) es una estrategia que propicia la articulación de lo territorial, nacional y global. ¿Cómo avanzar en esa dirección? Adoptando políticas y programas para lograr los siguientes cinco resultados y demostrando (comunicando) que con el DEL todos ganan.

1. Ambiente de confianza entre los sectores público y privado creado. Es clave lograr entendimientos básicos por medio de espacios de diálogo para tratar asuntos económicos en los catorce departamentos.

2. Oportunidades de trabajo generadas en los catorce departamentos. Identificar y apoyar ecosistemas locales con potencial de crecimiento económico (inserción territorial en cadenas globales de valor).

3. Unidades económicas locales con acceso a asistencia técnica y financiera. Ello implica mejorar los servicios de desarrollo empresarial, la conectividad virtual y vial y la formación del talento humano.

4. Mercados municipales transformados. Hay más de 100 mercados en el país, los cuales podrían convertirse en espacios de encadenamientos productivos, sana convivencia y recreación.

5. La pobreza se reduce a un ritmo constante y similar al crecimiento económico. Aumenta el bienestar de las personas, hogares y empresas a partir de un eficiente aprovechamiento de las potencialidades territoriales.

Reflexión: ¿Por qué ganan todos con el desarrollo económico local (DEL)? Porque contribuye a que los salvadoreños sean más autosuficientes, generen riqueza para reducir la pobreza y progresen en sus lugares de origen. En resumen, el DEL es un medio efectivo para abordar una de las causas de la migración masiva hacia el AMSS y Estados Unidos (la falta de oportunidades en el interior del país).

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • desarrollo económico local
  • migración
  • seguridad
  • departamentos

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines