Loading...

Hacia una “cura funcional” de la diabetes 1

Investigadores canadienses han demostrado que un tratamiento administrado a través de un dispositivo implantable puede ser útil para las personas con diabetes tipo 1, al conseguir que una serie de "células madre" maduren y se conviertan en células beta funcionales capaces de producir insulina en el cuerpo humano.

Enlace copiado
Hacia una “cura funcional” de la diabetes 1

Hacia una “cura funcional” de la diabetes 1

Enlace copiado

Una "cura funcional" para la diabetes tipo 1, una enfermedad autoinmune en la que el sistema inmunitario de la persona ataca al páncreas degradando su capacidad de producir insulina, ha superado con éxito sus primeras pruebas en seres humanos.

En el primer estudio de este tipo, un equipo de investigadores de la Universidad de Columbia Británica (UBC) y la organización de asistencia sanitaria Vancouver Coastal Health (VCH) ayudaron a demostrar que un tratamiento para la diabetes 1 basado en "células madre"’ y administrado a través de un dispositivo que se implanta en el cuerpo, puede producir insulina.

Las "células madre" ("stem cells", en inglés) son una de "las materias primas del cuerpo", al tener el potencial de convertirse en las demás células con funciones especializadas de nuestro organismo, como las musculares, sanguíneas y cerebrales, teniendo además la capacidad de dividirse y renovarse a sí mismas durante un largo tiempo.

El nuevo tratamiento de reemplazo celular se proporcionó como parte de un ensayo clínico de varios años a pacientes de la Columbia Británica (Canadá) que padecen una forma grave de diabetes tipo 1, que requiere administrar insulina a la persona porque su páncreas no produce suficiente cantidad de esta hormona.

Dispositivo centinela en el Laboratorio del Dr. Timothy Kieffer.

UN ENSAYO HISTÓRICO EN HUMANOS

Ese ensayo descubrió que el implante experimental con "células madre" es seguro, bien tolerado y efectivo, un hallazgo calificado como "histórico" por la publicación especializada New Atlas, dado que ofrece señales prometedoras de que este tratamiento podría ofrecer una "cura funcional" para la diabetes cuando se perfeccione, según destaca.

"Con más investigación, este tratamiento basado en ‘células madre’ podría algún día eliminar la dependencia de las inyecciones de insulina y transformar el control de la diabetes tipo 1", señala el autor principal del estudio, Timothy Kieffer, profesor de la facultad de Medicina de la UBC.

Al comienzo del estudio de UBC-VCH, 15 pacientes se sometieron a cirugía en el Hospital General de Vancouver (HGV) en Canadá, donde les implantaron justo debajo de la piel unos dispositivos que contienen células desarrollados por la empresa de biotecnología ViaCyte (https://viacyte.com) con sede en California, Estados Unidos.

Junto con la unidad principal de administración de dosis, que mide unos siete centímetros de largo y no más grueso que una tarjeta de crédito, a los pacientes se les implantó otro dispositivo más pequeño, denominado "centinela" (‘sentinel device’, en inglés).

El dispositivo principal contenía millones de células cultivadas en laboratorio que originalmente provenían de una sola línea de "células madre" y fueron "entrenadas" para que maduraran transformándose en células beta. Las células beta son las responsables de producir insulina, la hormona que controla el azúcar en la sangre de una persona, explican desde la UBC.

Unidad de administración que es implantada con un dispositivo centinela más pequeño (arriba a la derecha) junto a una moneda.

UN SUMINISTRO INAGOTABLE DE CÉLULAS

Seis meses después de los implantes, los investigadores observaron que las células desarrolladas por ViaCyte habían sobrevivido y madurado con éxito hasta convertirse en células beta productoras de insulina, lo que ayudaba al cuerpo del paciente a detectar los niveles de azúcar en la sangre y liberar insulina cuando era necesario.

En este estudio se empleó un tipo de células denominadas "células del endodermo pancreático" (PEC) derivadas de "células madre", las cuales sobrevivieron y maduraron convirtiéndose en células similares a células beta funcionales productoras de insulina, según explican los investigadores en la revista científica Cell Stem Cell (https://doi.org/10.1016/ j.stem.2021.10.003).

"Ahora estamos implantando una mayor cantidad de células en pacientes adicionales y esperamos que esto conduzca a una reducción significativa o a la eliminación de la necesidad de que los pacientes se inyecten insulina en un futuro cercano", apunta el doctor David Thompson, director del Centro de Diabetes del HGV.

Prometedor tratamiento

Un equipo encabezado por investigadores de la Universidad de Columbia Británica (UBC) en Canadá ha administrado a un grupo de pacientes un tratamiento ‘de terapia de reemplazo celular’ por medio de un dispositivo implantado justo debajo de la piel, consiguiendo que su propio cuerpo produzca insulina.  

Este tratamiento con “células madre” podría conseguir algún día que los pacientes con diabetes 1 dejen de depender de las inyecciones de insulina para tratar esta dolencia en la que el propio sistema inmunitario de la persona ataca al páncreas, degradando su capacidad de producir la hormona, según la UBC.

Cada dispositivo, de siete centímetros de largo y el grosor de una tarjeta de crédito, contiene millones de células cultivadas en laboratorio "entrenadas" para madurar y transformarse en células beta productoras de insulina, la hormona que controla el azúcar en la sangre de una persona, explican desde la UBC.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines